Retención urinaria aguda en los hombres

La retención urinaria aguda es una afección por la cual la persona no puede orinar o solo puede orinar poco. Esta afección puede ocurrir de repente y durar poco tiempo. Si no se trata, puede tornarse duradera (crónica) y ocasionar daño renal u otras complicaciones graves.

¿Cuáles son las causas?

Esta afección puede ser causada por lo siguiente:

•    Obstrucción o estrechamiento del tubo que drena la vejiga (uretra). Esto puede haber sido provocado por una cirugía, problemas en órganos cercanos o lesión en la vejiga o la uretra.

•    Problemas con los nervios de la vejiga.

•    Tumores en el área de la pelvis, la vejiga o la uretra.

•    Ciertos medicamentos.

•    Infección de vejiga o de las vías urinarias.

•    Estreñimiento.

¿Qué incrementa el riesgo?

Es más probable que esta afección se desarrolle en hombres mayores. A medida que los hombres envejecen, la próstata se puede agrandar y comenzar a presionar o apretar la vejiga o la uretra. Otras afecciones crónicas pueden aumentar el riesgo de retención urinaria aguda. Estas incluyen:

•    Enfermedades, como la esclerosis múltiple.

•    Lesiones en la médula espinal.

•    Diabetes.

•    Trastornos cognitivos degenerativos, como delirios o demencia.

•    Afecciones psicológicas. Un hombre puede aguantar la orina por un traumatismo o porque no quiere usar el baño.

¿Cuáles son los signos o síntomas?

Los síntomas de esta afección incluyen:

•    Dificultad para orinar.

•    Dolor en la parte baja del abdomen.

¿Cómo se diagnostica?

Esta afección se diagnostica en función de un examen físico y de los antecedentes médicos. También pueden hacerle otras pruebas, incluidas las siguientes:

•    Una ecografía de la vejiga, del riñón o de ambos.

•    Análisis de sangre.

•    Análisis de orina.

•    Es posible que se necesiten exámenes adicionales, tales como exploración por tomografía computarizada (TC) resonancia magnética (RM), y pruebas funcionales del riñón o de la vejiga.

¿Cómo se trata?

El tratamiento de esta afección puede incluir lo siguiente:

•    Medicamentos.

•    Colocar un tubo delgado estéril (catéter) en la vejiga para drenar la orina del cuerpo. Esto recibe el nombre de catéter urinario permanente. Luego de que se inserta, el catéter se mantiene en su lugar con un pequeño balón que se llena con agua estéril. La orina se drena desde el catéter hasta la bolsa de recolección fuera del cuerpo.

•    Terapia conductual.

•    Tratamiento para otras afecciones.

De ser necesario, puede recibir tratamiento en el hospital para problemas de la función renal o para

tratar otras complicaciones.

Siga estas instrucciones en su casa:

Medicamentos

•    Use los medicamentos de venta libre y los recetados solamente como se lo haya indicado el médico. Evite determinados medicamentos, tales como descongestivos, antihistamínicos y algunos medicamentos recetados. No tome medicamentos a menos que lo haya autorizado el médico.

•    Si le recetaron un antibiótico, tómelo como se lo haya indicado el médico. No deje de usar el antibiótico aunque comience a sentirse mejor.

Indicaciones generales

    No consuma ningún producto que contenga nicotina o tabaco. Estos productos incluyen cigarrillos, tabaco para mascar y aparatos de vapeo, como los cigarrillos electrónicos. Si necesita ayuda para dejar de consumir estos productos, consulte al médico.

•    Beba suficiente líquido como para mantener la orina de color amarillo pálido.

•    Si le han colocado un catéter urinario permanente, siga las instrucciones del médico.

•    Controle si hay cambios en los síntomas. Informe al médico si nota algún cambio.

•    Si así se le indica, controle su presión arterial en casa. Informe cualquier cambio en su salud como se lo haya indicado el médico.

•    Cumpla con todas las visitas de seguimiento. Esto es importante.

Comuniqúese con un médico si:

•    Tiene contracciones de vejiga incómodas que no puede controlar (espasmos).

•    Tiene pérdida de orina con los espasmos.

Solicite ayuda de inmediato si:

•    Siente escalofríos o tiene fiebre.

•    Observa sangre en la orina.

•    Tiene un catéter y ocurre lo siguiente:

0 El catéter deja de drenar orina.

0 El catéter se sale del lugar.

Resumen

•    La retención urinaria aguda es una afección por la cual la persona no puede orinar o solo puede orinar poco. Si no se trata, esta afección puede resultar en daño renal u otras complicaciones graves.

•    Una próstata agrandada puede causar esta afección. A medida que los hombres envejecen, la próstata se puede agrandar y comenzar a presionar o apretar la vejiga o la uretra.

•    El tratamiento de esta afección puede incluir medicamentos y el uso de un catéter urinario permanente.

•    Controle si hay cambios en los síntomas. Informe al médico si nota algún cambio.

Esta información no tiene como fin reemplazar el consejo del médico. Asegúrese de hacerle al médico cualquier pregunta que tenga.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.